8 cosas romanticas Con El Fin De elaborar en Paris, la localidad del Amor

Una escapada al romanticismo sobre Paris de San Valentin

A principios de el s. XIX la capital francesa se regodeaba en la liberacion artistica asi­ como literaria que trajo consigo el Romanticismo, No obstante la verdad podri­a ser Paris siempre ha inspirado apego; es alguna cosa que permea todo el mundo los arrondissements (barrios) de la urbe, donde parejas sobre enamorados se relajan en jardines perfectos, cenan en bares de vinos a la luces de las velas y pasean de el brazo contiguo al Sena con la puesta de sol. Las situaciones para el romance parecen infinitas, pero, afinando un poquito, estas son las 8 mas grandes ofertas romanticas de la poblacion del apego.

1. Admirar la Torre Eiffel

Nunca seri­a sobre expulsar que la Torre Eiffel sea testigo sobre tantas propuestas de matrimonio en Paris: elevar los tres pisos de este icono parisino sobre 324 m sobre altura asi­ como contemplar las amplias vistas panoramicas de la localidad seri­a sobre lo mas sensible que Existen; asi­ como resulta aun mas irresistible con la copa sobre champan rosado en la mano, en el Bar a Champagne del ultimo casa. De elevar aun mas el roce romantico, esto existe que realizarlo de noche, cuando la torre brilla cada hora en tema con mas de 20 000 luces doradas.

2. Hablar de ‘Je t’aime’ en Montmartre

Montmartre y su emblematica Basilique du Sacre-C?ur (la basilica de el Sagrado Corazon) es punto de peregrinaje Con El Fin De romanticos empedernidos, Igualmente sobre de los usuarios religiosa. Las empinados peldanos se encaraman por la colina y llegan hasta las altisimas cupulas blancas sobre la basilica. Desde alli –desde los escalones de la entrada o desde la parte de dentro sobre la cupula principal– las vistas de la ciudad son realmente impresionantes.

Es fascinante adentrarse en el mitico corazon sobre este barrio de artistas asi­ como visitar el Musee de Montmartre, situado en la mansion del s. XVII donde tuvieron las estudios el pintor impresionista Renoir asi­ como la pintora realista Suzanne Valadon. El jardin –con un columpio de cuerda que cuelga de un arbol y recuerda a la pintura El columpio (1876) de Renoir– resulta especialmente romantico. Se puede ir paseando inclusive la place des Abbesses asi­ como descubrir como se dice “Te quiero” en 250 idiomas en Le Mur des Je t’aime; dedicado al amor, hecho sobre baldosas sobre lava esmaltadas, seri­a obra de las artistas Frederic Baron asi­ como Claire Kito.

3. Contemplar a las romanticos franceses

Desde la place des Abbesses y andando en domicilio sur se llega al Musee sobre la Vie Romantique, en el barrio rojo de Pigalle, la ubicacion a la oportunidad incongruente e ideal. Esta mansion romantica de contraventanas verdes asi­ como un huerto enmaranado se halla en un cenador adoquinado al final sobre la avenida a la sombra de los arboles. Aqui vivieron la escritora George Sand asi­ como el pintor Ary Scheffer, y las objetos que se exponen componen un excelente flashback del Paris de la temporada romantica diferencia entre NГіrdicos y mujeres americanas, cuando artistas como Chopin, Delacroix asi­ como otros frecuentaban las salones sobre esta casa.

Las obras del pintor romantico Delacroix se podri­an ver en el Louvre y el Musee d’Orsay (en los dos museos se puede participar en un juego sobre pistas de THATMuse inspirado en la tematica de el amor). Ademas se puede inspeccionar la casa-estudio de Delacroix, el Musee National Eugene Delacroix, asi­ como contemplar obras mas intimas igual que Cama carente efectuar (1828). En el espacio sobre la escultura, la gran relato en este caso seri­a Rodin: no Tenemos ninguna cosa como dejarse inspirar por El mimo (1889) y diferentes de sus curvilineas obras en el Musee Rodin.

El novelista Victor Hugo fue otro de los enormes romanticos franceses, asi­ como se inspiro en Notre Dame. Para conocer mas sobre el se puede ver (a partir de) su casa-museo, la Maison de Victor Hugo, en place des Vosges, una plaza que se llena de parejas enamoradas cuando permite buen lapso.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *